Apúntate!!!!

martes, 8 de mayo de 2012

Lo que no comen hoy se lo comerán mañana

   Hola, hola. Hoy estoy de nuevo por aquí, pero en esta ocasión no vengo sola. En este post vengo acompañada de un vídeo que desde Heinz han lanzado para demostrar que los niños sí que pueden comer de todo y que podéis visualizar al final del post.

   Sé que habitualmente la temática del blog está mucho más ligada a la línea de la belleza, pero en esta ocasión, el tema me pareció tan interesante, que no podía dejarlo pasar y quería compartir con vosotr@s mis reflexiones.

   Muchas veces, tanto los adultos, como los niños, no comemos algunas cosas ya que directamente no nos gustan. Aunque tod@s sabemos que más de una vez nisiquiera lo hemos probado... Pues si eso lo hacemos los adultos, cómo no lo van a hacer los niños...

   Yo por mi parte siempre he tenido suerte con la alimentación de mis niñas. La mayor, que ya tiene 12 años, siempre comió de todo y aunque en un principio le tenía una animadversión un tanto especial hacia los plazos con salsas, superó ese episodio, en gran medida, gracias al comedor escolar. Cada vez que mi hija ha ido con alguien a comer, a pasar el día o unos cuantos días con mi hermana siempre me han preguntado "¿Qué es lo que come?" y siempre se sorprenden cuando contesto: "Lo mismo que vayas a comer tú"... 

   Y es que aunque parezca mentira, los hijos son un reflejo de lo que comemos los padres y una mala alimentación durante la infacia puede condicionar tus hábitos alimenticios para siempre, porque todos sabemos que aunque no siempre nuestros hábitos sean los correctos, la voluntad suele ser débil. Así que merece la pena el esfuerzo, ya que no solo estaremos creando hábitos saludables para nuestros hijos, sino que también estaremos forjando una base alimenticia que los acompañará de por vida y que, en gran medida será la base de su salud.

   Desafortunadamente hay casos que me tocan muy de cerca y que, personalmente no puedo soportar. No es ni medianamente normal que un niño de 10 años no coma absolutamente nada de fruta y que aquí en Canarias nisiquiera haya probado un plátano. Tampoco es lógico que vayas a un hotel de vacaciones y el nene no coma nada en el hotel porque no le gusta nada, cuando el desayuno es un super-buffet en el que hay absolutamente de todo. Y no, no es que el muchacho vaya a pasar hambre, lo que sucede es que el niño ha aprendido a manejar a sus padres y sabe que a la media hora de salir del hotel le comprarán en una cafetería lo que le apetezca, así sea una hamburguesa...

   Que hay que comer de todo, cierto. Que hay que darse algún caprichillo, por supuesto que sí. Que no hay que ser exclavo de las dietas. Faltaría más... estamos viviendo una vida, no sufriéndola. No es una cuestión de peso, es una cuestión de salud. Conozco personas delgadísimas que no necesariamente están sanas, ya que comen de todo a todas horas y sus niveles de coloresterol y su tensión arterial no me dan envidia. El caso es cuidar lo que uno come en pro de la belleza y la salud interior y no únicamente de la exterior. A mi personalmente no me importa tener unos kilitos de más (mirando los cánones de las revistas) si yo estoy sana, me alimento bien y sobretodo me siento bien.

   Espero que disfrutéis el vídeo, ya que se demuestra una vez más que es posible una buena alimentación para toda la familia. Se acabaron las comidas especiales, a partir de hoy comidas divertidas.


11 comentarios:

  1. Buenísima esta campaña de publi, si es que como con todo nos entra por los ojos la comida y a los pequeños de la casa mucho más.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Y lo mismo pasa con la higiene, la lectura, la responsabilidad... Es que si los padres fuésemos de verdad el ejemplo que debemos ser, los niños se crían mucho mejor! Es duro, pero merece la pena: lo veo día a día. me ha encantado tu post-reflexión de hoy. Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Saray, desde mi experiencia personal, tengo que decirte que no estoy de acuerdo en que los hijos son un reflejo de lo que comemos los padres. Mi marido y yo comemos de todo, verdura (bastante), carne, pescado,legumbre, huevos, fruta..., y mis hijas, la mayor al menos le gustan mucho las legumbres, sopas, frutas, pero la verdura, el pescado y la carne, no la quiere, bueno la carne en albóndigas y filetes rusos si la come. Pero la pequeña, no le sacas de la pasta y el arroz, cierto es que la obligo a comer de todo, quiero decir, lo que no se come en la comida, se guarda para la merienda y sino para la cena, donde está muerta de hambre y se lo come, pero no logro que se lo coma de primeras nunca y llevamos así mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás ahora te va la vida en que aprendan a comer, porque hay niños difíciles, de eso no hay duda. Pero el día de mañana tendrá otras bases, no sé si me explico. De todas formas, yo me refiero más a los casos extremos en los que lo único que comen son papas fritas y carne por ejemplo, y no los saques de ahí porque no lo come. El caso es encontrar su punto débil y aprovecharlo. No desanimes que seguro que en un futuro próximo acabará comiendo de todo.

      Eliminar
  4. Me parece una muy buena iniciativa, a mi hermana y a mi uestra madre nos dio de todo a su debido tiempo, es cierto que vivo casos con hijos de mis amigos que les cuesta la vida comerse algo, incluso el otro día me contaron de un niño de 7 años que no comía solido porque no le gustaba, que es eso de que no le gustaba? No me aprece nada bien, hay que comenzar una buena alimentación para evitar futuros posibles trastornos.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que ai que comer de todo..Yo tengo 19 años y reconozco que con la comida soy muy tiquismisquis! besos

    ResponderEliminar
  6. Tienes toda la razón, muy buena la campaña de publicidad. Hay que dar ejemplo a los niños, no puedes pedirles que coman de todo cuando tu no lo haces, un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola! ME ha encantado tu blog, pasate por el mio y si te gusta nos seguimos, Además estamos de super sorteo, seguro que te encanta, una preciosa pulsera y un brazalete.
    Te espero por allí, apuntate! kisses^^

    http://mivida-y-miscositas.blogspot.com.es/2012/05/sorpresa.html

    JudyM

    ResponderEliminar
  8. hola preciosa, decir por mi parte que creo que si influye lo que los padres comen, aunque no sea lo único...en casa comemos de todo y si algo gusta es el jamón, que no se come todos los días por la economía...pero mi hijo menor, desde pequeño no lo quiere, lo probó y le dió asco...cosa inexplicable para mi pero es así....hay alimentos que no gustan y punto...

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado mucho esta entrada :D La verdad es que llevas mucha razón, a mi (que soy la mayor) mis padres me obligaban a comer de todo y hoy les estoy muy agradecida, sin embargo a mi hermana (como comía muy poquito) nunca la obligaban a comer de todo y con tal de que comiera algo, mi madre le hacía cualquier cosa, así que hoy en día sigue comiendo fatal :S

    Besos!!

    ResponderEliminar