Apúntate!!!!

jueves, 20 de junio de 2013

Tener un blog...

¿Qué implica tener un blog?

Esta misma pregunta, me la he estado haciendo durante varios días, después de leer varios artículos de compañeras bloggers en los que manifestaban abiertamente al mundo su malestar por ciertas críticas recibidas con un matiz de menosprecio hacia el mundo blogger.

Un blog es una ventana abierta a Internet, con lo cual tus ideas y pensamientos llegan en modo de post a cualquier parte del mundo. No importa que tu blog no reciba 100.000 visitas diarias, todo lo que escribes tiene su público, amplio o reducido. Con tus palabras, no puedes formar ideas a una persona, pero tu opinión puede ejercer cierta influencia en aquella persona que las recibe. Las marcas lo saben, las revistas lo saben...

A las bloggers se nos da descrédito por algunos sectores de la prensa femenina y otras empresas tienen asumido que el mundo blogger es una baza importante a la hora de lanzar sus productos al mercado. Sin lugar a dudas, los blogs son una parte importante a incluir en el marketing en el mercado actual. Pero, realmente ¿cuál es nuestro papel?

En mayor o menor medida, recibimos colaboraciones o propuestas, unas están muy bien, otras por el contrario son irritantes. Es el todo a cambio de nada... Hablo de las notas de prensa que te envían cada día para que publiques cual ONG, o las peticiones de colaboración escribiendo artículos para otras plataformas absolutamente GRATIS a cambio de un link a tu blog. Parece que han visto el camino demasiado fácil y llano y que ya no recuerdan, que detrás de estas letras hay una persona que dedica parte de su vida personal a compartir sus opiniones con aquellas personas que quieran leerlas. Parece que somos peleles a merced de un niño caprichoso, y no, señor@s, yo por lo menos no soy así.

También existen colaboraciones, en las que aunque no se percibe un beneficio económico sí que se recibe un producto "gratis". Es simple la marca te envía el/los productos, tú los pruebas (o al menos debería ser así) y luego escribes un post con tu opinión.
Bonito, idílico e incluso fácil, o al menos lo parece... El problema no reside en realizar una colaboración y en dar tu opinión, la cosa va mucho más allá... Cuando tu piel pasa a ser seca, mixta, grasa y normal y todo te va estupendamente y dices que sí a todo lo que te proponen, o cuando recibes un producto y al día siguiente estás frente a la pantalla de tu ordenador haciendo una "completísima" y "estupenda" review en la que con pelos y señales hablas de lo bien que te está sentando el producto.

   Suena a engaño ¿verdad? A mi no me gusta y a ti, como lector@, me imagino que tampoco. En varias ocasiones me han ofrecido colaboraciones y luego nunca más se supo... ¿Por qué? Pues muy fácil, por dos razones:
  1. Vivo en Canarias y los gastos de Gestión de Aduanas echan para atrás a muchas de las empresas que quieren colaborar conmigo.
  2. Mis condiciones. Sí, habéis leído bien, mis condiciones. Esto es una colaboración, no una relación jefe subordinado. Me gusta probar productos y realizar las colaboraciones porque me aporta el contenido necesario para compartir experiencias con mis lector@s que de otro modo no podría realizar (estamos en crísis, ya se sabe). La empresa busca que se conozca su producto y que llegue a la mayor variedad de público posible. Así, que por mi parte me he impuesto dos condiciones inamovibles para conmigo misma y que por lo tanto son extensibles a la empresa que quiera realizar una colaboración con nuestro blog: a) Imprescindible realizar la prueba de producto. No hablo de productos que no haya probado o que no los haya probado durante el tiempo suficiente para formarme una opinión seria. b) Doy mi opinión. Sí, mi opinión con sus pros y sus contras. Que un producto a ti no te siente bien no signifique que tengas que ser grosera o que el producto sea ineficaz, simplemente, no es adecuado para tu tipo de piel. A mi como lectora me gusta saberlo, si una crema no va bien para piel mixta y yo sé que la tienes de este tipo, no me digas que es una maravilla, porque me estarás engañando...
Y aquí quería llegar yo, a las empresas que se molestan cuando reciben una crítica a modo post que no es favorable. Seriedad, señores. Lo primero que nos enseñan a todos los que alguna vez hemos recibido algún tipo de clase sobre venta es que NO HAY QUE MENTIRLE AL CLIENTE. Las mentiras generan desconfianza, y de que sirve recomendar un productos como maravilloso y milagroso si a la hora de la verdad no realiza ni obras ni milagros... Simple y llanamente lo único que va a generar es decepción y tras esta la desconfianza. 

Desconfianza para la blogger que ha escrito el artículo y desconfianza para la marca ¿Es eso lo que queremos? ¿Para eso dedicamos horas de nuestra vida? Prefiero ser sincera y escribir poco, que hacer una publicación cada día sabiendo que no hay parte de mi en ella.

7 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón, no tengo nada que añadir!

    ResponderEliminar
  3. Siempre y cuando la crítica sea respetuosa es que no me entra en la cabeza que alguien se pueda molestar... al contrario, creo que deberían aprovechar esos matices para mejorar lo que nos presentan. Y muy de acuerdo, mucha gente pierde fiabilidad y credibilidad porque es de canteo que si hay dices me ha llegado tal, a los cuatro días no cuadra que lo hayas requete probado...

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Un artículo muy interesante!! En cuanto a las críticas, depende de como se hagan pueden sentar mas o menos bien, yo he realizado críticas constructivas, y la marca me ha llegado a llamar agradeciéndolo y comunicándome que gracias a ello habían modificado el envase y consistencia de la crema, en otro habían rebajado el tono de la CC Cream, en fin, eso no les sienta mal, lo agradecen. Pero tengo que decirte que hay críticas en algunos blogs, que yo he leído, que si yo fuera la marca me ofendería y mucho!!
    A mi me han enviado productos que no me han gustado nada, y quizá no sea lo mas acertado, pero antes de publicar contacto con la marca para decirles que no puedo decir nada bueno, ellos mismos te dicen que en ese caso no lo publiques y normalmente eso no sale a la luz, quizá me equivoque, pero creo que si algo no es bueno no merece la pena ni siquiera mencionarlo. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Un genial artículo, estoy de acuerdo contigo. Ya estoy cansada de ver bloggers famosísimas que todo les encanta y todo les viene bien... Creo que hay que transmitir nuestra verdadera opinión para poder ayudar a los lectores a decidirse por un producto o no.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. precios, cuando leo un blog quiero ver opiniones reales de vosotros y de los seguidores, así que creo que dejo bastante claro cuál es mi posición respecto al tema, odio los blogs que no publican si no les gustas los que les dices y soy sincera, pero creo que intento no ofender, solo que si algo no me gusta no puedo decir que si

    ResponderEliminar